Revista Diplomacia

Revista Diplomacia

Mike Pence: Persecución contra los Rohingya no tiene excusa

Después de que le retiraran el título más importante, atribuido por Amnistía Internacional, el de “Embajadora Internacional de la Conciencia”, decisión inédita de la organización no gubernamental, la líder de Myanmar, mantiene un discurso, cauteloso, sobre la situación de los Rohingya.

Aung San Su Kyi se reunió con Mike Pence, al margen de la cumbre de la La Asociación de Naciones del Sureste Asiático, en Singapur. Para el vicepresidente de EEUU la persecución violenta de esta minoría étnica es inexcusable:

Pence dijo estar muy ansioso por conocer el progreso que se está haciendo en relación a los Rohingya, que es una tragedia que ha tocado el corazón de millones de estadounidenses. La violencia y la persecución, por militares y vigilantes, que resultó en la huida de 700 mil Rohingya , para Bangladesh, no tiene excusa.

Aung San Su Kyi no se ha ampliado mucho en su discurso. Se limitó a defender la posición de su país hablando en posturas diferentes sobre la materia:

“Las personas tienen diferentes puntos de vista, pero lo importante es intercambiar opiniones y aprender a entendernos mejor y damos la bienvenida a todos los amigos que quieran ayudarnos en todo lo que estamos haciendo para hacer el país más seguro y un lugar más próspero para todos “, dijo Su Kyi.

El Gobierno de Bangladesh planea iniciar el jueves el proceso de repatriación de los Rohingyas, a pesar de que la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU haya pedido la suspensión del proceso, ya que los refugiados no quieren regresar a Myanmar sin garantías.

Durante la conversación entre los dos líderes Pence presionó también a Suu Kyi para perdonar a los dos periodistas de Reuters detenidos hace casi un año en Myanmar y condenados en septiembre a siete años de cárcel por infringir la “Ley de los secretos oficiales”.