Revista Diplomacia

Revista Diplomacia

El presidente iraní promete derrotar las sanciones de EEUU

Los ejercicios militares organizados en Irán sirven de metáfora para la respuesta de Teherán a las sanciones de Donald Trump.

El jefe de la diplomacia iraní, Mohammad Javad Zarif, afirmó que “el tiro está saliendo por la culata” y que son Estados Unidos los que están más aislados, no la República Islámica.

El presidente iraní aseguró que el país va a derrotar “con orgullo” sanciones que calificó de “ilegales e injustas”.

Hassán Rouhaní afirmó que están “en una situación de guerra económica, frente al acoso del enemigo, antes era Saddam Hussein, ahora es Trump, pero no hay diferencia, hay que resistir y vencer”.

Rouhaní dice que Irán seguirá vendiendo petróleo, a pesar de las restricciones impuestas. Pero en las calles de Teherán, los ciudadanos comunes temen los efectos colaterales del brazo de hierro entre el régimen de los ayatolas y Washington. En los mercados, es fácil ver los efectos de las sanciones.

El levantamiento de sanciones como consecuencia del acuerdo nuclear de 2015 había sido una bendición para los negocios iraníes. Pero ahora todo puede caer por tierra.

Algunos empresarios señalan que “ahora, hay toda una franja de jóvenes, entre 25 y 35 años, con estudios y expectantes con el futuro, a los que está siendo retirada la esperanza”.

Desde que Washington anunció las sanciones, las exportaciones petroleras iraníes sufrieron una reducción de 800.000 barriles por día y la moneda nacional se desvalorizó fuertemente.

El Fondo Monetario Internacional estima para Irán una contracción económica del 3,6 por ciento en 2019, acompañada por una inflación de más del 30 por ciento. Sin duda, el diálogo político, el restablecimiento del Acuerdo Nuclear Iraní, son fundamentales para la estabilidad geopolítica internacional y en especial para el convulso Medio Oriente.