Revista Diplomacia

Revista Diplomacia

Antonio Tajani pide calma y respeto

El brazo de hierro entre Bruselas y Roma, a propósito del rechazo del presupuesto italiano, ha dominado las atenciones en el escenario político europeo y ninguna de las partes parece dispuesta a ceder. El italiano Antonio Tajani, presidente del Parlamento Europeo, se encuentra en una posición privilegiada, o no, ya que se encuentra a ambos lados de la barricada. En declaraciones recientes a la prensa, el presidente del Parlamento Europeo afirmó no estar de acuerdo con la posición italiana, pero tampoco estar de acuerdo con el lenguaje utilizado por la Comisión Europea contra Italia. Aseveró no compartir con la Comisión Europea cuando se coloca contra un Estado miembro, cuando asume una posición de fuerza, y una postura agresiva.

Este momento es difícil para Europa y para las instituciones europeas, ya que existen muchos partidos populistas. A juicio de Tajani, se necesita tener calma, estudiar el presupuesto y decidir, a la vez que afirmó que esto no se puede convertir en una batalla entre Bruselas y Roma.

Batalla fue lo que se vivió este miércoles en Estrasburgo entre Tajani y Nigel Farage, el eurodiputado inglés quien se rio de una intervención del líder italiano, hecho que a Tajani no le gustó:

“En el Parlamento necesitamos respetar los valores y las reglas, es posible estar en contra de la Unión Europea, pero necesitamos respetar las demás opiniones. Respeto a las personas que están a favor de Brexit, estoy en contra, pero respeto. No me pongo a reír … esto no es un circo, es el Parlamento Europeo y necesitamos respetarlo, declaró Tajani.

Los roces entre las instituciones europeas y Roma, dominada por el euroescepticismo y el nacionalismo, son cada día más evidentes. Más allá del rechazo de la Comisión Europea al presupuesto italiano, hecho inédito en su historia, la política italiana ha dado mucho de que hablar ya que el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, se reunió esta semana en Moscú con Vladimir Putin. Un encuentro para estrechar lazos comerciales, a pesar de las sanciones de la Unión Europea contra Rusia.

Pero con o sin sanciones Moscú y Roma quieren guardar la cercanía. Giuseppe Conte invitó a Vladimir Putin a visitar Italia. Sin duda ambos tópicos serán temas polémicos en los próximos días.