Revista Diplomacia

Revista Diplomacia

ANGELA MERKEL

Nermary Yibirin

La canciller alemana, representa a la mujer en el ejercicio del poder al más alto nivel. Su carácter pragmático y firme mantiene intacta su popularidad.

 

Justo después de que me asignaran la escritura de este artículo sobre Angela Merkel, estaba en la oficina escuchando a tres compañeros de trabajo quienes comentaban lo que estaban haciendo a sus 16 años. Los dos hombres (brillantes) hablaban de todas las cosas increíbles y metas que se planteaban a esa edad y que han logrado hoy en día; la mujer, sorprendida los interrumpió y dijo “¡Wow! ¡No puede ser! Yo a los 16 años no estaba en eso”, a lo que ellos preguntaron “¿Y qué hacías?” y recordando les dijo: “estaba enamorada”.

 

Esa conversación no salió de mi mente los días siguientes, fue muy simple pero me ayudó a reflexionar sobre nosotras las mujeres, lo que hacemos y el legado que dejamos. Entendí por qué los libros de historia hablan, mayoritariamente, de hombres, los grandes filósofos, líderes y políticos del mundo son, en gran parte, hombres, y es que como mujer puedo dar testimonio de que a muchas de nosotras no nos educaron para liderizar, para ser voceras, políticas o activistas.

 

Todo esto me recuerda la reflexión de Kate Millet: “el amor ha sido el opio de las mujeres, como la religión el de las masas. Mientras nosotras amábamos, los hombres gobernaban”.

 

¿Y esto qué tiene que ver con Merkel? Pues todo. Merkel ha sido la excepción, Merkel sí ha gobernado.

 

Ángela Dorothea, de 64 años de edad y de profesión fisicoquímica, es la canciller federal de Alemania desde el año 2005. Es definida por la mayoría como una mujer tranquila, apacible, sencilla, austera, pragmática, maternal, le llaman “Mama Merkel” por el apoyo que le ha dado a los refugiados. Sin duda, a todas estas cualidades se suman su astucia e inteligencia, ya que es la jefe de gobierno del país con la cuarta mayor economía del mundo y la primera economía de Europa. Un país reconocido mundialmente como líder en los sectores científico y tecnológico,  con más de 82 millones de habitantes, lo cual representa la mayor población entre los estados miembros de la Unión Europea.

 

Ángela fue presidenta del G8 (Grupo de países del mundo con el mayor peso político, económico y militar) y en 2015 fue catalogada por la revista Forbes como la mujer más poderosa del mundo.

 

Curiosamente Merkel empezó contestando teléfonos, cuando se unió al nuevo partido Despertar Democrático. La llamaban “la chica de Kohl” por ser la asistente del canciller Helmut Kohl, quien fue su mentor. Ángela, haciendo uso de sus capacidades, en menos de cuatro años se convirtió en la ministra del medio ambiente.

 

Actualmente ya lleva más de una década en el poder. Bajo su liderazgo Alemania ha logrado un presupuesto federal sin déficit y la tasa de desempleo más baja desde la reunificación.

 

Cuando Rusia invadió a Ucrania en 2014, Merkel desempeñó un rol importante al buscar una salida al conflicto sin intervención militar. Cumplió un rol clave en la materialización del Tratado de Lisboa, que reemplazó a la fallida Constitución europea, y fue la impulsora de la Declaración de Berlín.

Basándose en la Convención de Ginebra, Merkel asegura que es responsabilidad de todos los países que integran la UE, apoyar a los refugiados.

 

DETRACTORES

Sus fotos con el bigote de Hitler se han visto en manifestaciones en Grecia, Portugal y España. Sus críticos dicen que por proteger la economía de su país, Alemania, podría hundir el proyecto europeo. Asimismo, la crisis de refugiados representa la prueba más difícil de su mandato pues son muchos los que no están de acuerdo con su política ante esta problemática.

 

Sin duda los tiempos han cambiado y aunque falta aún camino por recorrer… aún falta para lograr la igualdad de género, la mujer dice presente en la política y ámbitos de poder del mundo. Ángela Merkel es una mujer internacional, un ejemplo para las mujeres del mundo, su liderazgo es determinante para Alemania, la Unión Europea, la crisis de refugiados y el mundo entero.

 

Necesitamos más excepciones, más mujeres como Ángela en el mundo, sin mujeres no hay democracia.


DATOS CURIOSOS

  • Ángela Merkel no tiene hijos.
  • Mantiene el apellido de su primer esposo Ulrich Merkel, actualmente está casada con Joachim Sauer.
  • La carrera política de Merkel fue tutelada por el excanciller Kohl, que la llamaba mein Mädchen (mi chica). • Criticó a su antiguo mentor, Kohl, y lo denunció.
  • Se autodefine como cristiana y de centro.
  • Habla perfectamente ruso y en sus reuniones con Putin hablan en dicho idioma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *